PLE: Personal Learning Environment

A lo largo de la historia de la Humanidad, los medios y los recursos para el aprendizaje y desarrollo cognitivo no han sido siempre los mismos.

“Sea cual sea la época en la que nos situemos, las personas han tenido siempre un entramado de conexiones sociales y de fuentes básicas de las que aprender. Ese “entramado” ha estado condicionado siempre por las fuentes de conocimiento fiable de las que disponían y de las cuales se entendía que debían aprender. Así, en un primer momento el entorno de aprendizaje se limitaba a la tribu y a la familia, posteriormente incluyó también a un maestro del que éramos aprendices, con la aparición y proliferación de los libros incluyo a los libros y, cuando aparece la escuela, centraliza en ella casi todos sus elementos.

Siempre hemos tenido un entorno personal del que aprendemos”.

Castañeda, L. y Adell, J. (2013). La anatomía de los PLEs. En L. Castañeda y J. Adell (Eds.), Entornos Personales de Aprendizaje: Claves para el ecosistema educativo en red (pp. 11-27). Alcoy: Marfil.

puzle

Si quieres saber más sobre Entornos Personales de Aprendizaje, pincha en el siguiente link que te remite directamente al libro para poder descargártelo en abierto: “Entornos Personales de Aprendizaje: Claves para el ecosistema educativo en red”.

En la actualidad, el torrente de información a través de diferentes canales, la conexión en línea o el acceso a un sinfín de aplicaciones hacen de nuestra frenética vida una necesidad constante de renovación. El concepto PLE (de las siglas inglesas Personal Learning Environmet) hace referencia a esos espacios de aprendizaje utilizados con asiduidad por cada persona en concreto, para facilitarse un enriquecimiento intelectual, a la vez que se proporciona un sabroso beneficio personal. Este “Entorno de Aprendizaje Personal” hace referencia, tanto a recursos o fuentes de información, herramientas, conexiones, redes sociales network, etc.

zonas

No podemos pasar por alto los medios de comunicación y las nuevas tecnologías; hoy, los primeros, se erigen como uno de los grandes agentes de socialización del individuo junto con la familia y la escuela. Es por esta razón que debemos tener en cuenta su influencia en la sociedad, en las relaciones sociales y su presencia, cada vez mayor, en el ámbito académico, incorporando ambos como recursos didácticos en las aulas.

La complejidad de una sociedad multicultural y multilingüe se suaviza gracias a la información heterogénea de la que actualmente disponemos a través de cualquiera de nuestros dispositivos (pc, Smartphone, Smart tv, etc.). La tradicional enseñanza basada en el libro de texto y las explicaciones exclusivas del profesor como único portador del conocimiento se ve desplazada por un nuevo enfoque más dinámico y creativo, dando un papel principalmente activo al alumno., el cual es actor de su propio aprendizaje, construye su conocimiento y aprende a aprender (una de las competencias básicas señaladas por nuestra legislación educativa: art.2.2 RD 126/2014).

Con la utilización de estas herramientas, actividades o recursos desarrollamos estrategias de lectura, compresión y reflexión, a la vez que compartimos nuestra experiencia con otros, de manera que el enriquecimiento es mutuo e interactivo. El proceso de aprendizaje se puede resumir brevemente de la siguiente manera:

cabeza

1º Estrategias de lectura: son necesarios unos conocimientos previos que nos permitan manejarnos, tanto si hacemos búsquedas en red, como en libros de texto o consulta.

2º Estrategias de comprensión o reflexión: en este punto entran en juego diversas habilidades (importantes a desarrollar entre nuestros alumnos de primaria) como son la capacidad de síntesis, análisis, selección de información, organización de ideas, etc.

 

3º Estrategias para compartir con otros: puesta en común a través de reuniones, foros, redes sociales, asistencia a conferencias, diálogos, contraste de opiniones, cooperación, etc.

Esta interconexión hace que todos seamos maestros y aprendices y que sepamos guiar nuestro propio aprendizaje mediante un proceso de discriminación de ideas irrelevantes de otras que nos son necesarias. Saber acerca de PLE hace que nuestra visión de la práctica docente sea abierta a nuevas dimensiones, aceptando nuevos retos.

Pero, ¿cómo aplicar este concepto al aula de primaria? La respuesta, desde nuestro punto de vista, entraña un grado de complejidad, a la vez que cierta sencillez: siendo maestros/as creativos/as. Utilizando todos los recursos a nuestro alcance, conseguiremos crear actividades dinámicas y lúdicas para potenciar las capacidades de los alumnos. Algunas de estas actividades que proponemos, de las que podéis generar nuevas ideas, son las siguientes:

– proponer a los alumnos la elaboración de un esquema o recorrido a través del cual obtienen la información que necesitan.

– realizar búsquedas sobre un mismo tema por grupos para posteriormente, ponerlo en común y contrastar opiniones.

– mostrar una batería de herramientas o recursos para que aprendan a seleccionar la información necesaria sobre un tema concreto, ajustado en interés y complejidad al nivel o ciclo.

niño

Jesús Salinas (Universitat de les Illes Balears), señala la necesidad de una educación flexible como fundamento de los PLE. La flexibilidad es una de las cualidades de los nuevos entornos de aprendizaje, y en este sentido, algunos autores como Collins (1995) han señalado diversos tipos o niveles de flexibilidad, relativa al tiempo, al contenido, a los requerimientos, a la logística, etc.

Anuncios

Un pensamiento en “PLE: Personal Learning Environment”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s